El laboratorio

El Laboratorio está estructurado para desempeñar actividades de Investigación y Desarrollo y para realizar el Control de Calidad.

La I&D, para una empresa que se centra en su propia mejora continua, constituye un proceso continuo.
Todas las nuevas ideas o propuestas del mercado son oportunamente consideradas y sometidas a un proceso rigoroso antes de entrar en el ciclo empresarial de desarrollo.

El Laboratorio, el corazón pulsante de la empresa, además de ocuparse de los aspectos regulatorios, se encarga de seleccionar las materias primas, de investigar nuevas fragancias, de realizar las fórmulas prototipo, de realizar las producciones piloto y de determinar las especificaciones organolépticas, químicas, físicas y microbiológicas de nuevas realizaciones.

El Control de Calidad se ocupa a diario de las actividad de producción, de las aguas de proceso, de las materias primas, de los semiacabados y de los productos terminados. Todos estos elementos están bajo continuo control hasta su fecha de caducidad, con arreglo a un plan de estabilidad específico y riguroso.